lunes, 9 de octubre de 2017

Confesiones de Insomnio



Morfeo, llévame a tus brazos, por favor

Nunca se termina la inspiración, en realidad siempre hay algo que escribir. Y lo menos que puedo hacer por el agradecimiento que siento de que la gente esté leyendo mi blog, es seguir compartiendo todo lo que salga de mí.

Se me ocurrió hacer una lista de confesiones, dado que últimamente el insomnio me ha hecho presa de sus terribles garras. Todos los que han padecido de este maleficio deben conocer sus alcances y saber que es entonces cuando pensamientos insospechados invaden nuestra mente. Ni siquiera lo haré con un orden en particular, dejaré fluir lo que vaya apareciendo. El tema es que si no te dejan dormir pues por lo menos puedas sacar algo productivo de ello, no? Y si no resulta productivo para el mundo por lo menos espero lo sea para una servidora, misma que no quiere dejar este espacio benéfico y catártico que ha encontrado al comunicarse con el universo exterior a través de estas líneas:

1.- Me he vuelto seriamente adicta a la compañía de mis perritas. Más que simples mascotas se han convertido en mis aliadas, mi motor, mis leales amigas y confidentes, la razón por la que vivo, pues al saber que dependen de mí me dan la fuerza para levantarme cada día. No sabría que hacer sin ellas y debo decirles, por medio de esta confesión número 1, que son ese refugio que encuentro cada día y mi mejor pretexto para evadir las situaciones y/o personas que no me resultan placenteras en estos momentos de mi vida.

2.- Un antiguo pretendiente, actual amigo, es la única persona por la que me he arrepentido de no haberme dado una oportunidad. Yo le gustaba mucho, él también a mí, pero en ese momento tenía una historia en mi vida que no me permitió arriesgarme para intentar algo más. Él no lo sabe. Actualmente es mi vecino y hace poco vino a mi casa. Por alguna razón me comentó algo sobre pintar mi departamento y a partir de eso, he estado haciendo remodelaciones que nunca imaginé que haría. Pinté, cambié lámparas, sala, persianas, reacomodé, ordené. Y me siento muy satisfecha de dar una palomita a ese check list que hice en mi vida, aún sin habérmelo propuesto con anterioridad. No se quedó como una simple plática casual entre amigos, me propuse, me dispuse y lo logré. Gracias Dani por haberme motivado a hacer ese cambio necesario y fundamental. 

3.- He sentido una total apatía por la gente durante los últimos meses. La verdad es que he encontrado pocos motivos para salir de casa y abrirme al mundo, encuentro a las personas con cada vez menos sustancia y no logran despertar mi interés (o al menos no por largo tiempo). Es algo que quiero cambiar y por ello me he dado a la tarea de seguir conociendo, con la finalidad de encontrar entre tantos millones y millones de personas, a algunas capaces de sorprenderme nuevamente y positivamente. 

4.- Curiosamente, una de las chicas con las que el sociópata, varias veces mencionado en este blog, tuvo una relación (a la par que conmigo), ha resultado ser una persona grata dentro de mi vida. A últimas fechas tengo más contacto con ella, y aunque pareciera raro, confío en sus buenas intenciones, en que es una mujer con buenos sentimientos y en que hemos podido ser cómplices dignas a partir de una situación desgastante. Dicen por ahí que todo lo malo trae consigo algo bueno y con ella siento que lo estoy confirmando.

5.- Acabo de ver una peli  algo "teenager" que me dejó un mensaje muy valioso. Me pasó un poco como con esta serie que muchos critican llamada "13 reasons why". La película se llama: "Before I fall" y lo que me encantó de ella es la evolución del personaje principal hacia su entorno y principalmente, hacia ella misma. Como una situación dramática puede hacer que replantees la forma en la que ves el mundo y en la que te relacionas con la gente a tu paso. La recomiendo ampliamente. Estamos muy mal acostumbrados a no ver lo que está sucediendo frente a nuestros ojos.

6.- Me he dado cuenta cómo podemos ser tan sugestionables e influenciados por otras personas. A veces creemos que nuestros sueños y metas se parecen a los de los demás cuando en realidad no es así (por eso tantas veces nos sentimos frustrados). Me encanta viajar y lo disfruto mucho, pero he caído en la conclusión de que tampoco es mi sueño dorado recorrer el mundo. Cuando tengo oportunidad lo hago, y seguiré buscando las ocasiones para hacerlo, pero creo que mi felicidad va más allá de estar deambulando por todo el mundo. 

7.- Soy intolerante a cualquier grado de pendejez humana. Ya no me interesa que eso se juzgue o que eso me reste gente alrededor, al contrario. Tengo bien claro lo que acepto y lo que ya no más, así que, si el no aceptarlo implicara apartarme de medio mundo, lo acepto con gusto. Fría si así lo quieren ver, pero muy firme, porque sencillamente hay cosas que no soporto y no tengo por qué soportar. Las cosas claras, honestas y de frente, si no, la verdad, no me sirven, no me funcionan.

8.- Las series sobre crímenes, detectives y justicia, me provocan orgasmos. Me encanta ver cómo al final del día la justicia cae sobre quien tiene que caer y cómo el karma hace lo suyo; cómo se resuelven casos que no tenían ni pies ni cabeza. Recientemente vi  2 temporadas de una serie llamada "Line of Duty" (las únicas que hay por el momento en Netiflix). Buenérima, la recomiendo mucho. Me fascina saber que cada persona tiene preparado lo que se merece. Por ahí chequen también "Happy Valley" extraordinaria serie y magníficas actuaciones. Luego abriré una entrada para recomendar las chuladas que uno se encuentra por ahí.

9.- El reciente temblor me dejó muy "tocada" en varios aspectos. Comprendí que la vida de un momento a otro se termina, sin avisar, murieron personas conocidas, afectó a gente muy cercana a mí, movió a muchas personas, incluyéndome, y ahora puedo decirles que sí, les tengo PAVOR a los temblores y a las tantas manifestaciones de la naturaleza, misma que ha demostrado que lo puede todo.

10.- No quiero tener hijos. Va más allá de encontrar una persona con la cual poder tenerlos (eso nunca falta), pero de verdad, no me gustan. Los niños, lamentablemente en la mayoría de las ocasiones son el futuro (pero no precisamente bueno), de esta sociedad cada vez más decadente. De esas malas decisiones, de esa pésima educación es de donde nacen todos esos seres indeseables que están acabando con el planeta día tras día. La gente tiene hijos ya sin conciencia de lo que implica tenerlos, del ejemplo que les da, de lo que en realidad están forjando con ellos. Me parece irresponsable en todos los sentidos.

11.- Disfruto en demasía de uno o varios drinks, un cigarro o varios, y buena música. De sentarme frente a mi computadora a escribir todo esto y saber que alguien va a leerlo y a sentirse identificado o simplemente a apreciarlo como un consejo, una experiencia que puede aportar algo a sus vidas, o simplemente, una forma de pasar el rato mientras lo leen. Me encanta saber que algunos seres, extraños o no, están siendo partícipes de estos chispazos de ocurrencias, de vivencias y de secretos, ya no tan secretos. Me encanta pensar que todo esto quedará guardado para la posteridad y que es mi manera, muy discreta,  pequeña, humilde y particular de hacerme inmortal.









2 comentarios:

  1. Este no lo había leído. Estoy pasando por mucho estrés y a veces una depresión oculta o disfrazada. Me identifico con varias cosas. Creo que es mi divorcio le doy vueltas y cada día me doy cuenta de lo incompatible que eramos. En fin gracias por compartir escribir ayuda y me gusta tu estilo. Disculpa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No había leído tu comentario pero me alegra que al leerme te puedas sentir identificado y quizás encuentres un poco de tranquilidad. Gracias por seguir este blog.

      Eliminar

El fin de un sociópata

La muerte del sociópata: Cerrando el ciclo Este espacio fue abierto con la finalidad de contar mi historia a lado de un sociópata na...