viernes, 20 de octubre de 2017

Reconciliaciones



Las segundas oportunidades se agradecen, atesoran y aprovechan porque…ya no hay terceras


Hoy me siento especialmente contenta ya que estos días han sido muy positivos para mí. En especial he tenido la oportunidad de reencontrarme con gente muy querida y aclarar malos entendidos, lo cual es maravilloso ya que en este mundo parte fundamental para estar feliz y completo, son nuestros aliados. De su compañía, cariño, vibra y buena energía depende que nuestro mundo y posibilidades sean mejores.

Y cómo no necesitar este tipo de pláticas por Dios, jajaja. Mi amiga Caro, mejor conocida como Candy Bella. Somos tan diferentes pero a la vez hay algo que nos une fuertemente. Me encanta que a pesar del tiempo y la distancia podemos hablar de todo y reír con nuestras mutuas ocurrencias. La extrañaba más de lo que pensé. Y ahora pues, es un pretexto ideal para ir a Chicago, ya que se fue para allá. Así que dentro de poco mi blog  hasta se irá internacionalizando!




Otra gran amiga, María, is coming back too. La extrañaba mucho aunque me dio la noticia de que se había conseguido un “pseudo amigo” durante el tiempo que estuve ausente, un sociópata marginado por ahí, pero bueno, creo que ese asunto finalmente quedó también arreglado. Lo que nos había distanciado en realidad eran malos entendidos por falta de comunicación, pero hablando se entiende la gente y más cuando hay cariño en serio.



Isadora, mi amiga de la infancia fue otro grato reencuentro. A pesar de que no nos hemos visto  en muchísimo tiempo hubo bastante cordialidad en nuestro acercamiento, y me queda claro que las puertas están abiertas. (Necesito una foto actual con ella, pronto habrá una o varias).

Y bueno, bienvenidas las que se sigan presentando en el camino. Considero que el tener segundas oportunidades, en cualquier aspecto, es una maravilla y hay que aprovecharlas y valorarlas mucho porque, saben? Creo fervientemente que no habrá terceras. Si echan a perder algo una vez puede que aún tenga remedio, pero dos, ya no hay manera.

Así que con este post los invito a reconciliarse con la vida, con la gente que vale la pena, que importa y que ha sido un pilar en alguna o algunas etapas de nuestras vidas. Si por ahí tienen algún pendiente con algo o alguien no esperen a mañana, dejen el orgullo a un lado, se pueden sorprender gratamente con las respuestas y con el resultado. Porque su amiga Sunshine soy, bla bla bla.... Nos leemos pronto!


No hay comentarios.:

Publicar un comentario

El fin de un sociópata

La muerte del sociópata: Cerrando el ciclo Este espacio fue abierto con la finalidad de contar mi historia a lado de un sociópata na...